Vestido cruzado o Wrap dress de Gertie

El vestido cruzado es mi “Magdalena de Proust“. Se apodera de mi la nostalgia cuando recuerdo una bata de entretiempo que tenía mi madre. Era estampada, en pequeñas flores de colores claros, recuerdo el predominio de tonos en coral. Su tacto era resbaladizo, daba gustito juguetear con la tela entre los dedos. También era gustosa sobre la piel, ligera y fresca. Ahora diría que era rayón. Me fascinaba su manera de atarse, se cruzaba la parte derecha sobre la izquierda y el cinturón se introducía por un agujero en el lateral derecho que enroscaba después la cintura y se anudaba delante. Era todo un misterio, difícil de atinar a la primera pero cuando lo conseguía, me parecía un sueño. Le robaba a mi madre, entonces por un momento, sus carnes y el perfume de su piel madura. La sensualidad se materializaba en aquella bata y en el anhelo de una niña de sentirse mujer.

Pues bien, el vestido cruzado de hoy,  evoca a aquella bata y me invade la ternura.

Hacía tiempo que buscaba un patrón de un vestido cruzado pero no había conseguido ninguno que me convenciera. Prové el Wren dress de Colette Patterns, cosí un par de ellos (fotos en mi Instagram), pero las telas de punto ya no me gustan tanto y además, quería un patrón cruzado en cuerpo y falda, y éste sólo lo es en el pecho.

Buscando por la red, encontré este patrón de hoy, el Wrap dress. Es un patrón que está en el libroGertie Sews Vintage Casual: A Modern Guide to Sportswear Styles of the 1940s and 1950s”, cuya autora es Gertie (Gretchen Hirsch). Tardé un tiempo en adquirirlo porque es un libro publicado en Estados Unidos, y los gastos de envío son caros. Al final, me decidí y lo compré vía Amazon (junto con el libro “Love at First Stitch” de Tilly and the Buttons). El libro de Gertie contiene diferentes técnicas de costura y patrones inspirados en prendas vintage que se vestían a diario, menos festivas y más prácticas.

Libro “Gertie Sews Vintage Casual” de Gretchen Hirsch

Si os digo la verdad, a las técnicas les he echado una ojeada pero he ido directa a coser el patrón del vestido cruzado o Wrap dress (en inglés), sin prestar demasiada atención al resto de apartados. La lectura completa me la guardo para las inminentes vacaciones de Semana Santa.

Centrándome en esta costura, os cuento que, se trata de una costura fácil, pues a pesar de que se tiene que poner el cuello, no lleva ni cremallera ni botones. El patrón original propone la inserción de bolsillos pero yo me los he saltado porque la tela que he escogido es bastante fina y eso supone darle volumen a la falda. Además, como la mayor parte de la falda va fruncida,  ya se añade volumen en las caderas. Así que, los bolsillos posiblemente los coseré si elijo una tela más sólida la próxima vez.

En referencia a la tela, se trata de una viscosa muy fina, casi trasparente pero, al sobreponerse las capas del vestido, a penas se nota, por lo que será ideal para los días de calor por su frescura. Es estampada en una especie de lunares estrellados que le dan un toque diferencial respecto a los lunares clásicos.

Para el cuello también he utilizado una viscosa fina en blanco. No estaba segura si coser el cuello de otro color, ya que al ser la primera vez que cosía el vestido, había más riesgo de que no quedara óptimo y se viera más, pero la verdad es que estoy encantada y enamorada del resultado.

Me gusta todo de este vestido, incluso que me viene un poco holgado en pecho y espalda, pero eso hace, al mismo tiempo, que el look sea más relajado, menos formal y por tanto, más ponible.

Esta costura tiene una inspiración muy vintage, un vestido cincuentero de aire hollywodiense. Para mi está de cine!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *