Joyas vintage 50’s: perlas y oro

Las perlas tuvieron un nuevo apogeo en los años 50, al mismo tiempo que resurgió la costura. El brillo satinado de las perlas simbolizaban el estilo y la sofisticación, a diferencia de los diamantes que se consideraban vulgarmente fastuosos. Jackie Kennedy, fue una de las mejores embajadoras, con su eterna elegancia y  look afrancesado, las solía lucir en un clásico collar de tres vueltas.

Es por eso que elegí estos pendientes y este broche para acompañar a mi Vestido Joan dress de piqué rojo y  darle ese look más Jackie a mi outfit.  Además, me apasiona la combinación del carmesí con dorado y el blanco satén de la perla.

Estas joyas son un tesoro vintage que encontré en los Encants de Barcelona. El vendedor me aseguró que tanto el broche como los pendientes son de plata, y lo cierto es que los pendientes sí que llevan el sello de plata de 9.25. Ambos tienen un baño de oro y la perla es el principal protagonista. Este es un rasgo característico de las joyas de los años 50, pues las grandes piezas doradas incorporaban las perlas como símbolo de clase y distinción.

Se trata de piezas con diseños orgánicos. Por una parte, el broche, que es un racimo de uvas donde las uvas son las perlas, y por otro, los pendientes, que son flores con filas de pétalos  cuyo centro también se corona con una perla.

Aunque la joyería y bisutería antigua se está convirtiendo en mi nueva obsesión, tengo que reconocer que no soy ni de lejos experta. Sin embargo, sí que se me da bien llevarme los mejores hallazgos vintage de los mercadillos. Me he basado en el libro, Joyería Vintage de Caroline Cox, para datar y describir estas piezas.

Joyería Vintage de Caroline Cox

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *