Ginger skirt, la falda estrella

Aún no hace dos meses que empecé este blog y ya voy por mi segunda falda Ginger skirt!

Ya predije en la entrada, Falda Ginger Skirt, la versatilidad del evase, que aquella Ginger que cosí en rojo no iba a ser la última. Y es que como ya conté, esta favorecedora falda acampanada o A-line, ofrece un sinfín de posibilidades de customización.

Hoy quería mostrar que, a veces, aún usando un mismo patrón pero utilizando telas diferentes, se llega a a costuras que nadie notaría que se trata, en esencia, de lo mismo.

La primera Ginger skirt que os mostré era lisa, roja con la cinturilla en forma de corazón. Esta de hoy, estampada de flores y con la cinturilla simple. Hubierais dicho que se trata de la misma falda?

Compré esta alegre tela en los Encants de Barcelona (3 euros/metro) hace un par de semanas. Allí, los puestos de telas ya están llenos de viscosas, algodones y crepes fresquitos que te transportan a los días de sol y calor. Sin embargo, la realidad es que todavía hace frío y nos quedan un par de meses para poder lucir los vestiditos ligeros de verano. Eso no quita que se pueda coser alguna prenda de entretiempo para alegrarnos los días que auguran que el frío tiene los días contados, al menos en Barcelona que es donde yo vivo.

Pues bien, confieso que aquel día en los Encants, se apoderó de mi la locura y compré suficientes telas para llevar cada día del mes una prenda diferente sin repetir, y todas, telas de verano. Llegué a casa y cuando me bajaron los niveles de adrenalina y la frecuencia cardíaca, me pregunté, y ahora qué coso?

Se me ocurrió después, que este vistoso crepe ligero, algo transparente, del cual quiero coser un vestido vaporoso más adelante, podría ser una opción para una falda si le ponía un forro negro debajo y crear así una prenda de entretiempo.

Recuerdo que para coser un falda Ginger skirt, apenas se necesita un metro de tela, se cose rápido y fácil,  se obtiene en unas horas una favorecedora falda de cintura alta con aire vintage, será por eso que es la falda estrella?

No obstante, tengo que matizar que, quité la costura central para ahorrar tiempo. Corté la tela, corté el forro de viscosa negro y la cinturilla esta vez sencilla (versión 3 del patrón). La costura del bajo de la falda la cosí a máquina y no a mano como la mayoría de las veces, porque al ser estampada no se nota el pespunte. A la del forro le hice un repulgo, técnica que he aprendido con mi nueva overlock y que le da un toque bastante profesional que me encanta. Pues eso, en una tarde, falda lista!

 

Me encanta el resultado, sobretodo pensando que la podré vestir en días fríos con medias tupidas negras y con jersey tipo cuello alto negro pero, que la falda aporta ese toque de color y brillo.

Para estos días cercanos a la primavera, la he combinado con la blusa Susie, de la que hablé en mi anterior post Blusa Susie, qué cuqui! Cómo vi que el look se quedaba apagado, mi madre me dio la idea de coser un lazo de la tela de la falda y anudarlo al cuello de la blusa ♥.

 

Para los que os perdisteis la primera entrada sobre la falda Ginger skirt, os doy un poco de información de este patrón:  es de Colette patterns (USA), tenéis la opción de comprarlo en PDF y os envían un enlace al correo electrónico donde lo podéis descargar inmediatamente, o podéis hacer el pedido vía postal, aunque para esta opción se tienen que pagar los gastos de envío y tarda un par de semanas en llegar.

Patrón Ginger Skirt de Colette Patterns

Para la próxima entrada tengo preparado un patrón del que todavía no he hablado aunque continúo con mi enganche al Anna dress y pronto caerá el tercero del año.

 

 

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *